linfedema

Piernas cansadas: drenaje linfático, la mejor solución

Muchas pueden ser las causas de la molesta pesadez en las piernas. Acumulación de líquido entre las células debido al sedentarismo, medicación, menstruación, embarazo, alimentación inadecuada, trastornos venosos, disfunciones tiroideas…

beautiful female body with flower isolated on white backgroundSentir las piernas cansadas no siempre es por exceso de peso o retención de líquido. Cuando se habla de “piernas cansadas”, “pesadas” o “hinchadas” en realidad se habla de un problema muy común en las mujeres: el edema.

Se trata de una acumulación excesiva de líquido seroalbuminoso en el tejido celular que se caracteriza por un aumento en el grosor de las piernas. Los edemas  más habituales se presentan en las piernas porque son ellas las que reciben todo el peso del cuerpo. Sin olvidar la acción de la fuerza de la gravedad que  estimula la concentración y el movimiento de los líquidos en los miembros inferiores. El drenaje linfático, mediante manipulaciones lentas, rítmicas y suaves, obtiene una destacada acción drenante sobre los tejidos y un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso, inmunológico y circulatorio.

Ante un edema persistente o recurrente es necesario acudir al médico, ya que detrás puede haber un problema cardiovascular, respiratorio o renal. No obstante e incluso en estos casos asociados a otra patología de mayor enjundia, el drenaje linfático contribuye a mitigar enormemente los síntomas y mejorar la situación general del organismo.